Primeras sensaciones: Lámina Animal

¡¡Hola de nuevo!!

Ya ha pasado un mes desde que hicimos el lanzamiento de Escola Animal y es por ello que, en este post, me gustaría compartir algunas anécdotas y experiencias que nos ha ido pasando a una de las escuelas de Sabadell.

Como algunas de vosotras ya sabréis, estamos llevando a cabo un programa que se llama Lámina Animal que es el más largo, profundo y científico de todo Escola Animal.

Durante estos dos trimestres lo estamos desarrollando en la Escuela Miquel Martí i Pol, una escuela pública sabadellense que tiene, como pilares educativos, valores como la cooperación, cohesión y la confianza mutua.

Este primer trimestre estamos en el aula de 4º A, el aula de los Leones Marinos. El primer día de clase me sentía inquieta y un poco nerviosa porque pensaba en cómo sería el alumnado, si les gustaría el contenido, si serían participativos y activos en el debate, etc. Pero sólo ver el primero de ellos, se fueron pasando todos los síntomas de nerviosismo pues sólo tenían preguntas para nosotras e, incluso, abrazos de bienvenida.

-Eres tú Natàlia? Ha venido el perro? Qué vendréis a hacer? Hablaremos de animales?

Otros estaban más pendientes de Tirsa, la responsable de prensa y comunicación, que llevaba una cámara de vídeo.

– Sois Youtubers? Saldremos a la tele? Cuándo?!

Después de unos minutos de exaltación y alegría empezamos con el contenido, hablamos de la empatía y del reconocimiento de sentimientos. Hicimos un primer contacto con los animales: ¿Qué animales conocemos? ¿Dónde viven? ¿Cómo viven?

Los niños y las niñas demuestran saber mucho, incluso, son conscientes de que nosotros también somos animales:

– Si, nosotros también somos animales pero más revolucionados (quería decir evolucionados)!!!

Las sesiones hasta ahora desarrolladas han sido muy enriquecedoras, tanto para ellos como para nosotras. Hemos descubierto que animales de familia tienen en casa y como los cuidan. También nos han hecho llegar su disconformidad sobre la gente que abandona, maltrata y descuida los animales.

El día 26 de octubre hablamos sobre el control de impulsos y los regalos. Fue una clase muy interesante pero también complicada de llevar a cabo porque, a los últimos 20 minutos, llevamos a Ortiño y ya sabían, desde que entramos por la puerta, que lo conocerían ese día y sus nervios iban más .Su comportamiento pero, en cuanto entró Ortiño, fue más que correcto. ¡Nos sorprendieron mucho! Estuvieron muy atentos y atentas a las indicaciones y a las normas fijadas previamente, escucharon con curiosidad su historia y empatizaron con él rápidamente. Y Ortiño, por otra parte, ¡estaba muy feliz de recibir tantas caricias y atenciones!

El último de los contenidos que hemos dado ha sido la discriminación. Estuvimos hablando de las diferencias físicas que tenemos como animales humanos: pelo oscuro, rubio, rizado, corto; piel morena, blanca o amarillenta; fisonomía ancha o delgada. Después de mucho debate, y alguna explicación, llegaron a la conclusión de que, aunque seamos diferentes por fuera, ¡somos iguales por dentro! Más tarde dimos paso a los animales de familia (perro y gato) y la discriminación que, a menudo, hacemos por no ser de raza, por ser ciegos o por ser de un color en particular. Después hablamos de otros animales que, aunque conviviendo con ellos, son muy repudiados: las ratas y las palomas.

-¿Os gustan estos animales? ¿Por qué?

Muchos / as de ellos / as respondían que no podían ver a las palomas porque se hacían caca encima de ellos / as y era muy molesto. Otros decían que no les gustaba la cola de las ratas, ¡les parecía asquerosa!

Cuando terminamos la clase, la mayoría cambió su perspectiva hacia las palomas y las ratas pues explicamos curiosidades y características muy interesantes de ellos, como por ejemplo que las ratas necesitan la cola para mantenerse en equilibrio y graduar su temperatura corporal o que las palomas son animales muy limpios y siempre intentan tener el plumaje bien cuidado.

Entre risas y aprendizajes hemos ido avanzando contenidos y hemos creado lazos llenos de complicidad y confianza y, yo, espero con ansia que llegue el viernes para seguir educando desde la empatía y el #buentrato.

¡Hasta pronto!

 

Deja un comentario

Menú de cierre